Características de las Patatas

Son denominados “patatas” los tubérculos de las patateras. Irónicamente, las patateras, son venenosas por su alto contenido de solanina en las hojas y frutos que se encuentran en el exterior de la planta (esta solanina es un alcaloide altamente tóxico) pero, muy por el contrario, las patatas constituyen uno de los alimentos más elegidos del mundo. Tienen propiedades medicinales (por su alto contenido de almidón) y alimenticias muy importantes.  Hay casi 200 variedades dependiendo de la piel, la carne, el color, el tamaño, etc.

Debido a su toxicidad, no es aconsejable comerlas crudas.
Si bien es uno de los alimentos más antiguos de America, se comenzó a consumir masivamente alrededor del siglo XVII debido a la falta de otros alimentos que la población acostumbraba a utilizar.

Retomando el tema de su antigüedad, cabe destacar el uso de las patatas por los Incas antes de que America fuera conquistada por los españoles, quienes encontraron muy útil importarla a Europa. Fue un largo período de adaptación para los europeos “amigarse” con la idea de consumir patatas, puesto que éstas provenían de America, eran consumidas por los Indios, trasladadas en embarcaciones y traían consigo la mala fama de que quien las consumiera podría contagiarse alguna peste o enfermedad desconocida.

Las patatas pertenecen a la familia Solanaceae y su nombre científico es Solanum tuberosum
Si bien el cultivo de esta planta tuvo su origen en la Cordillera de los Andes, que fue el lugar donde comenzó a evolucionar y diversificarse, la patata llegó a Europa en el siglo XVI, en primera instancia a España (alrededor del año 1570) y unos años después a Inglaterra, desde donde se expandió al resto del viejo continente.
Con el tiempo su cultivo comenzó a prosperar, y hoy en día es considerada uno de los elementos más importantes en la cocina a nivel mundial.
No solo sirve como alimento a los seres humanos (sea en modo fresco o conserva), sino que también se destina al ganado.

Si bien la planta de la patata está compuesta de raíz, tallo, rizomas, tubérculos, hojas, influorescencias y frutos, la parte que se ingiere de la misma son los tubérculos.

Al igual que con el resto de las plantas, su cultivo en cada región está determinado por las condiciones climatológicas del lugar, y otro factor que influye en este punto son los gustos culturales de cada población, ya que cada una tiene el paladar acostumbrado a determinados sabores.